fbpx
 

ActualidadAhorroConoce en detalle los eurobonos o coronabonos

Los eurobonos están en el punto de mira para financiar a los Estados europeos durante la crisis del coronavirus. Descubre en qué consisten y por qué es tan difícil emitirlos en tiempos de crisis.
3 febrero, 202156010 min

La seguridad financiera es vital para cualquier familia, pero es especialmente importante para el futuro económico de los países de la Unión Europea. Los eurobonos nacieron en 2011, como una herramienta de la Comisión Europea para reforzar la imagen de algunos países del continente de cara a los inversores extranjeros.

 

Estos bonos de estabilidad pretendían enmendar la situación de Italia, Grecia o España, países que sufrían una crisis profunda de su deuda y estaban forzados a ofrecer bonos de deuda pública con intereses muy elevados.

 

El objetivo principal era que estas economías fueran vistas con solidez, por lo que apareció el concepto del eurobono o coronaboro, que respaldaba estos bonos nacionales y los vendía a precios más bajos para abaratar el pago de la deuda.

 

A continuación vamos a explicarte en qué consisten y cuáles son sus principales ventajas y desventajas para que lo tengas bien claro.

 

Los eurobonos: la solución europea a la incertidumbre económica

Los bonos de estabilidad atravesaron una larga discusión en el seno de la Unión Europea. Países como Alemania o Países Bajos, que apenas se habían visto afectados por la crisis, consideraban que el endeudamiento era responsabilidad exclusiva de los países mediterráneos.

 

Esto es así porque la distribución de la prima de riesgo, que mide la confianza de la economía de cada país frente a los inversores, les obligaba a pagar más por su deuda. A cambio, España o Italia podrían financiar su deuda a precios más bajos y salir a flote con las inversiones de países como Estados Unidos o Japón.

 

Este debate continúa en el presente, por las discrepancias que existen entre los países del norte y los del sur. Ahora, en pleno 2021, están en el punto de mira por las posibilidades que ofrecen para paliar la catástrofe de la crisis sanitaria del coronavirus, que está afectando a los mercados de renta fija.

 

Las ventajas y las desventajas de los eurobonos

En términos generales, hay consenso en que la emisión de los eurobonos favorecería una visión íntegra de la Unión Europea, que daría una imagen de fortaleza económica y seguridad a los inversores. Por otro lado, se crearía un clima de tensión entre distintos países del continente. Este es el resumen de sus ventajas y desventajas.

 

Ventajas

  • Los países más apurados podrían abaratar su deuda en comparación con las emisiones individuales.
  • Se contaría con el aval de países como Alemania o Austria .
  • Permitirían paliar las diferencias de financiación entre países de la Unión Europea.
  • Se fortalecería la moneda única, el euro.

Desventajas

  • En el caso de que un país quiebre, el resto de la Unión debería hacerse cargo de sus eurobonos y devolver el dinero a los acreedores internacionales en plazo.
  • Asimismo, los Estados tendrían que asumir parte del sobrecoste que se exigía a los países del sur por su deuda, pidiendo un esfuerzo extra a los países más fuertes.
  • La prima de riesgo de los Estados del centro y el norte terminaría aumentando, porque se estrecharía el spread, o la diferencia entre oferta y demanda, con los del sur.

 

2021, ¿el año de los coronabonos?

A lo largo del año 2020, se propusieron diversas cumbres para instaurar los coronabonos y dar una solución definitiva a la crisis de la COVID-19. España, Francia o Italia, entre otros países, proponían que la emisión de este activo estuviera adscrita a la temporalidad de la crisis sanitaria. Alemania, Finlandia o Austria no veían que fuera suficiente, y pedían que hubiera más instrumentos para que los Estados pudieran elegir con libertad si querían unirse a este proyecto financiero.

 

La situación cambió en julio, el mes en el que llegó el primer paquete de ayudas con 750.000 millones de euros en transferencias y préstamos. Esta medida venía acompañada de una emisión de bonos europeos con el objetivo de poner en circulación 900.000 millones de euros en deuda común hasta el año 2026.

 

¿Podría ser esta la primera piedra en el castillo financiero de la Unión Europea? Algunos analistas son positivos, y piensan que estas emisiones podrían convertirse en eurobonos de pleno derecho. Eso sí, para ello, el organismo europeo debería “desarrollar su propia política fiscal, con su propio presupuesto y una política de redistribución convincente dentro de la zona euro”. Aún queda camino por delante, pero es posible que se haya dado el primer paso para la integración política y económica de la Unión.