fbpx
 

ActualidadCómo mantener una buena convivencia familiar durante la cuarentena

Las cuarentenas y el confinamiento están provocando un cambio de hábitos y poniendo a prueba la convivencia familiar. Te damos algunos consejos para que todo vaya bien
18 marzo, 202012446 min

#YoMeQuedoEnCasa

Estamos viviendo unos días raros, en los que las rutinas han dejado de serlo. El teletrabajo convive con niños en casa y mucho tiempo libre. La cuarentena y el confinamiento de los ciudadanos están provocando un cambio de hábitos y poniendo a prueba la convivencia familiar. Sin embargo, lejos de verlo como un problema, podemos aprovechar para intentar  fortalecer lazos.

 

Para que esta situación no nos pase factura es importante tener en cuenta aspectos psicológicos y motivacionales. Mantener la calma, ser pacientes, tener la casa ordenada y limpia, escuchar a todos los miembros de la familia y evitar discusiones innecesarias son algunas de las cosas que podemos hacer para mantener una buena convivencia familiar en tiempos de coronavirus.

 

5 Consejos para una buena convivencia familiar

Del mismo modo que la batalla contra el coronavirus debemos ganarla unidos, la estabilidad familiar también es responsabilidad de todos. A continuación, te dejamos algunas pautas para que todo fluya como debe:

 

  • Establece una rutina. Es cierto que los peques no tienen cole, pero no por eso deben dejar atrás la rutina. Establecer horarios para despertarse, acostarse, jugar y para realizar las tareas, tanto escolares, como del hogar, ayuda a que todo sea más llevadero. Es importante que los niños se sientan parte importante de esto y que se les tenga en cuenta. Así, todo será más fácil en casa y la vuelta al cole no será tan dura.
  • Trabaja las emociones. Estos días es normal que los niños puedan tener miedo, frustración, confusión… Es lo que ven en sus casas. Escuchan hablar de muerte con más frecuencia de lo habitual y pueden no llegar a entender nada. Los expertos recomiendan hablarles con honestidad, explicarles cómo nos sentimos y lo que esperamos de ellos. De esta manera, ellos también podrán expresarse. Quizá no te lo cuenten, pero sí plasmen cómo se sienten en un dibujo que hagan en su tiempo de juego.
  • Deja que se aburran. No debemos olvidar que el aburrimiento no es malo. De hecho, favorece la creatividad y el autocontrol. Valora sobre la posibilidad de dejarles tiempo para el juego libre y evita mantenerles ocupados durante toda la jornada. Si te paras a pensarlo, ¿a que cualquier fin de semana normal no estás organizando actividades con ellos durante todas las horas que tiene el día? La normalidad debe ser nuestra aliada en estos tiempos.
  • Pasa tiempo en familia. Es posible que, aunque estemos bajo el mismo techo, estemos más distanciados. Compartir tiempo en familia a través de juegos de mesa, reuniones familiares, comer o cenar todos juntos favorece el buen ambiente en el hogar. Otra gran idea es plantear la resolución de un tema y que cada uno aporte su punto de vista. Esto además contribuye a que os conozcáis todos un poco mejor. Eso sí, evita cualquier tipo de confrontación.
  • Mantén el orden y la limpieza. Una convivencia sana pasa por mantener un hogar limpio y ordenado. Estableced un horario y repartid las tareas para que todos los miembros de la familia colaboren y se sientan partícipes. Cocinar, recoger los juguetes, barrer, fregar, poner la colada… ¡Siempre hay cosas por hacer!

 

Otro consejo para mantener una buena convivencia familiar es rebajar nuestro nivel de exigencia durante estos días. Debemos ser comprensivos y tener paciencia. Pasar tantas horas en casa no es fácil para nadie, y mucho menos, para los niños y los más mayores de la familia.