Cirbe: ¿qué es y para qué sirve?

Si estás pensando en adquirir un coche, una vivienda o en montar tu propio negocio, probablemente tendrás que solicitar un préstamo. Antes de que la entidad apruebe la operación, recurrirá a la Central de Información de Riesgos, también conocida como CIRBE, para comprobar tu nivel de riesgo.
Educación Financiera30 enero, 2023137910 min

Blog Ruralvía » Educación Financiera » Cirbe: qué es y para qué sirve
 
Entre las diversas acciones que lleva a cabo el Banco de España se encuentra la de establecer mecanismos para supervisar las operaciones que realizan las diferentes entidades de nuestro país. Entre las obligaciones que tienen las entidades financieras encontramos el deber de conocer si el ciudadano que solicita una operación de riesgo, como un préstamo o una hipoteca, tiene otras deudas ya contraídas con otras entidades, de forma que podrá saber qué nivel de riesgo incurre al autorizar la operación. Para este caso en concreto, la entidad financiera accede a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), cuya finalidad es, precisamente, la de poder localizar y controlar todos los préstamos, créditos, avales, y riesgos que las entidades tienen con sus clientes.

¿Qué es la CIRBE y cómo funciona?

También denominada Central de Información de Riesgos del Banco de España, la CIRBE (o CIR) es un servicio público similar a una base de datos donde se encuentran registrados todos aquellos clientes de entidades financieras que tienen contratada alguna operación de riesgo, como por ejemplo un préstamo personal, cuyo importe supera los 1.000 euros (para los informes anteriores al 2020, el límite estaba en 9.000 euros).

Mucha gente suele pensar que la CIRBE representa un registro de morosos, pero nada más lejos de la realidad. Es un informe que muestra qué clientes tienen contratado algún tipo de producto financiero que implique un riesgo con las entidades. Y es que, las entidades bancarias acceden siempre a esta información antes de dar vía libre a cualquier operación de riesgo con sus clientes.

⮞ ¿Qué datos aparecen en la CIRBE?

La CIRBE envía esta información de manera mensual a todas las entidades financieras a través de dos tipos de informes de riesgo:

  • Informe agregado mensual para las entidades: muestra el total del importe por cada crédito o préstamo, así como los tipos de garantías y los plazos. Además de esta información, las entidades pueden solicitar al Banco de España que les facilite datos acerca de aquellas operaciones de riesgo que su cliente haya solicitado anteriormente o si aún figura alguna de sus operaciones como pendientes de pago.
  • Informe de riesgos detallado para cada operación: su destinatario es el cliente y ofrece información más detallada que el anterior. A través de este documento, el titular puede consultar cómo se encuentra el estado actual de sus deudas.

Es importante destacar que la CIRBE no representa un registro de morosos, sino que su naturaleza es la de ser una base de datos que facilite a las entidades financieras la información necesaria antes de dar luz verde a operaciones de riesgo con sus clientes. Por lo tanto, la CIRBE es tan solo un listado de titulares con los que una entidad financiera ha mantenido o mantiene algún tipo de riesgo.

¿Cómo solicitar o consultar el informe CIRBE de una persona o empresa?

Toda persona física o jurídica tiene derecho a conocer los datos que se declaran en la CIRBE a su nombre. Para ello, puede acceder a través de la solicitud de informes de riesgos por los titulares.

Por su parte, las entidades financieras también tienen el derecho de solicitar información concreta sobre un cliente si este les solicita, por ejemplo, realizar una operación de riesgo como la concesión de un crédito hipotecario, entre otros aspectos. Para las entidades es importante saber si el titular tiene contraídas otras obligaciones con alguna otra entidad financiera para poder establecer así el nivel de riesgo al que se enfrentan al autorizar cada operación que se les solicita.

¿Cuándo se actualiza la Central de Información de Riesgos del Banco de España?

Por norma general, las entidades financieras han de remitir la información correspondiente del mes anterior dentro de los diez primeros días del mes siguiente. A continuación, la CIRBE procesará y ordenará estos datos para que estén disponibles el día 21 de ese mes, o el siguiente día hábil si este resulta ser un sábado, un domingo o un festivo.

No obstante, cabe la posibilidad de que estos plazos no siempre se cumplan si se detectan errores en la información enviada a la CIRBE o es necesario actualizar algún dato antes de su publicación.

¿Puedo borrar mis datos de la CIRBE?

Sí. De hecho, si observamos que alguno de nuestros datos es inexacto o aparece incompleto, debemos dirigirnos a la entidad que ha facilitado esta información para pedirles que la rectifiquen o la cancelen. Además, también podemos presentar una reclamación en el Banco de España.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}