Actualidad¿Buscas trabajo? Así es el candidato perfecto hoy en día

Si estás en búsqueda activa de empleo te interesa conocer las habilidades personales más buscadas y valoradas por los reclutadores.
13 febrero, 20193509 min

Si estás buscando trabajo y ya te has enfrentado a varios procesos de selección sin éxito, te habrás parado a pensar por qué no han visto en ti al candidato perfecto. Hoy, más que nunca, es importante contar con formación, especialización y una amplia experiencia profesional, pero también es muy relevante saber poner en relieve tus habilidades personales que son muy valoradas por las empresas.

 

Las habilidades de un candidato pueden ser soft skills, habilidades blandas, y hard skills, habilidades duras. Estas últimas hacen referencia a las necesarias para desempeñar con éxito el puesto de trabajo, fruto de la formación y experiencia; las soft skills son las aptitudes personales y las competencias sociales. Es decir, son habilidades relacionadas con la personalidad del candidato.

 

Cada vez más, las empresas buscan candidatos con buenas habilidades blandas, como la proactividad, la empatía o la capacidad para trabajar en equipo. Tanto, que puede ser determinante para decantarse por uno u otro candidato.

 

Estas son las cualidades personales más valoradas

Los valores personales que pueda aportar el aspirante a la empresa son una prioridad para los reclutadores de personal. Veamos cuáles son las más cualidades más buscadas, hoy en día, en un candidato:

 

  1. Trabajo en equipo

Juntos, siempre es mejor. Esta frase hecha nos sirve para explicar la importancia que tiene saber trabajar en equipo, ya que cuando se trabaja llevándose bien con los compañeros y colaborando los unos con los otros, los resultados son mejores. Un equipo aumenta la eficiencia y mejora el sentido de pertenencia.

 

  1. Empatía

Ponerse en la piel de los demás es imprescindible en cualquier parcela de nuestra vida, por lo que, en el trabajo no iba a ser menos. Ser empático reduce la generación de conflictos y favorece la toma de decisiones.

 

  1. Compromiso

El grado de compromiso que un candidato pueda demostrar hacia la empresa es una de las habilidades blandas más buscadas. Un trabajador comprometido dará el máximo de sí mismo. Además, es un valor muy vinculado a la responsabilidad. Son cualidades que contribuyen a que el trabajador se centre en su trabajo, realizándolo de una manera más eficaz y eficiente.

 

  1. Proactividad

La proactividad es la capacidad de tener iniciativa y transformar, sin que nadie te lo diga, las ideas en acciones. Anticiparse, prevenir y resolver problemas con el mejor resultado para la empresa y no limitarse a cumplir órdenes son algunas de las mejores maneras de demostrar una actitud proactiva.

 

  1. Adaptación al cambio

Seguramente, hayas oído hablar de la necesidad e importancia de salir de tu forma de confort, ¿verdad? Esta es la verdadera adaptación al cambio. Enfrentarse a nuevas y cambiantes situaciones de forma airosa, sin temores y con una actitud positiva.

 

  1. Resolución de conflictos

El liderazgo es una habilidad íntimamente relacionada con la capacidad para resolver conflictos. Las personas que son capaces de analizar la situación y saber cómo resolverla en base al razonamiento, la experiencia y los objetivos de la empresa son un valor al alza.

 

  1. Trabajo bajo presión

Mantener la calma y saber actuar de forma adecuada a situaciones estresantes es una habilidad imprescindible en el candidato perfecto. Controlar el estrés es una de las cualidades más demandadas por las empresas.

 

  1. Motivación

La energía y las ganas de un candidato se reflejan en los resultados de su trabajo, suponiendo un importante cambio cualitativo. Pero, además, favorece un buen ambiente laboral. Un empleado motivado es un empleado comprometido, tendrá una actitud positiva y proactiva. ¿Se puede pedir más?

 

  1. Habilidades comunicativas

La capacidad de comunicarse de forma eficaz con los distintos agentes implicados (compañeros, jefes, proveedores, clientes…) no consiste en saber hablar. Más bien, consiste en saber escuchar, observar y comprender a los demás para poder expresar tus ideas con convicción.

 

  1. Creatividad

Proponer diversas y diferentes soluciones a un mismo problema es una gran cualidad que no debe faltar en el candidato perfecto. Las empresas valoran la innovación y las nuevas ideas y como éstas pueden ayudar en la consecución de los objetivos de la compañía.

 

Piensa si tienes éstas y otras habilidades personales y trata de demostrar al reclutador que eres un gran valor para la empresa. Convéncele de que eres el candidato perfecto. Y si estás buscando trabajo en una entidad líder como Caja Rural, no dudes en consultar el portal de empleo ruralempleo. ¡Te estamos esperando!