Ahorro y eficiencia energética en las empresas agrícolas

Debido a la situación actual del clima, es muy importante hablar de la eficiencia energética en la agricultura, para lograr que sea sostenible a largo plazo, y así proteger el medio ambiente.
Sostenibilidad30 mayo, 2023119212 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Medidas ahorro energético empresas agrícolas

 

La agricultura es una actividad económica vital para la alimentación de la población mundial. Sin embargo, en su desarrollo se requieren importantes consumos energéticos. Con el aumento de los precios de la energía y la preocupación por el cambio climático, es necesario adoptar medidas de ahorro energético, así como prácticas eficientes y sostenibles en el sector agrícola para reducir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las empresas agrícolas son un factor clave en este proceso, y pueden contribuir activamente al ahorro y la eficiencia energética mediante la aplicación de tecnologías avanzadas, la utilización de fuentes de energía renovable y la implantación de buenas prácticas en la gestión de la energía.

 

Reducir el consumo energético para un sector sostenible

La agricultura es un importante sector económico y, por tanto, también es responsable del gran consumo de energía. Sin embargo, existen diversas medidas que pueden adoptarse para lograr una agricultura sostenible y reducir el consumo de energía.

En este sentido, se pueden implementar medidas para mejorar la eficiencia energética en la agricultura, tales como la utilización de equipos energéticamente eficientes y la adopción de prácticas de gestión energética. Asimismo, el uso de fuentes de energía renovable, como la energía solar, eólica y geotérmica, también puede ayudar a reducir el consumo de energía y disminuir la huella de carbono del sector agrícola.

Por otro lado, se pueden incorporar tecnologías avanzadas, como el uso de drones y sensores, para optimizar el uso de los recursos agrícolas y evitar el desperdicio de agua y energía.

También es importante el uso de prácticas agrícolas en busca de la sostenibilidad alimentaria, como la rotación de cultivos y la diversificación de la producción, que no solo ayudan a reducir el consumo de energía, sino que también contribuyen a la conservación del medio ambiente y la biodiversidad.

En este sentido, la Unión Europea también está adoptando medidas para reducir el consumo de energía en el sector agrícola. Entre ellas se encuentran programas de financiamiento para la adopción de prácticas de eficiencia energética y la promoción de tecnologías renovables. Hemos hablado de ello en nuestro artículo sobre las novedades de la nueva PAC 2023.

 

Fuentes de energía renovables en el sector agrario

El uso de fuentes de energía renovables en el sector agrario se ha convertido en una opción cada vez más viable y atractiva para los agricultores. El empleo de energías sostenibles puede reducir significativamente los costes de producción y mejorar la sostenibilidad ambiental de las explotaciones agropecuarias.

Una fuente de energía renovable muy ventajosa en el sector agrario es la solar. Con la instalación de paneles solares fotovoltaicos, se puede generar la energía suficiente para abastecer a la explotación agrícola, desde el bombeo de agua para el riego hasta la alimentación de los diferentes equipos utilizados en el cultivo.

La energía eólica, por su parte, se puede aprovechar principalmente para abastecer de electricidad a las instalaciones de la explotación agrícola. Los aerogeneradores se convierten en una opción interesante para aquellas explotaciones ubicadas en lugares ventosos.

Por último, la biomasa. Y, es que, el combustible generado a partir de residuos agrícolas y forestales puede ser utilizado en calderas de biomasa para calentar las instalaciones y producir agua caliente.

 

La mejora de la eficiencia energética en maquinarias y sistemas de riego

Con el fin de lograr el uso sostenible de los recursos del sector agrícola, y tal y como hemos comentado, la eficiencia energética es una cuestión esencial.

Por ello, es importante considerar la implementación de sistemas de energía renovable para reducir el consumo de fuentes energéticas no renovables y reducir costes. Por ejemplo, la instalación de paneles solares o turbinas eólicas para suministrar energía eléctrica a maquinarias y sistemas de riego.

Del mismo modo, se puede trabajar en la mejora de la eficiencia de las maquinarias agrícolas, mediante la utilización de tecnologías más eficientes y el mantenimiento adecuado para reducir el consumo de energía.

 

Gestión y monitorización del consumo energético en explotaciones agrarias

La gestión y monitorización del consumo energético en explotaciones agrarias es una de las medidas clave para mejorar la eficiencia energética en la agricultura. En la actualidad, existen tecnologías innovadoras que permiten medir el consumo energético de las maquinarias o equipos de riego en tiempo real. La monitorización del consumo de energía permite identificar los picos de consumo y los momentos en los que los costes de energía son más elevados para poder optimizar los recursos y ahorrar energía.

Asimismo, la implementación de medidas de ahorro energético, como la renovación de equipos y maquinarias obsoletas por tecnologías más eficientes, el uso de energías renovables, la instalación de paneles solares o aerogeneradores, el aprovechamiento de la energía residual, entre otras, permiten reducir los costes energéticos en la agricultura. Además, cabe destacar que estas medidas contribuyen a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que también impacta positivamente en el medio ambiente.

 

Grupo Caja Rural protege a las explotaciones agrarias

Grupo Caja Rural es un referente en la protección y seguridad de las explotaciones agrarias a través de sus seguros agrarios. Con una amplia cobertura que incluye desde daños en los cultivos hasta protección de infraestructuras y patrimonio, su objetivo es garantizar la tranquilidad y estabilidad de los agricultores y ganaderos ante cualquier situación de riesgo.

Los seguros agrarios de Grupo Caja Rural ofrecen una respuesta eficaz ante imprevistos como fenómenos meteorológicos extremos, plagas, enfermedades, accidentes en el transporte de mercancías, entre otros. Además, desde las entidades del Grupo, cuentan con una amplia red de profesionales especializados que brindan un servicio personalizado y atento a las necesidades del sector agrícola y ganadero.