fbpx
 

EmpresasVentajas de la financiación leasing para empresas

Te explicamos en qué consiste el leasing para empresas y las ventajas que tiene esta fórmula de financiación a largo plazo para las compañías.
17 junio, 20205239 min

El leasing para empresas es una herramienta que permite financiar los activos fijos, como puede ser, por ejemplo, la adquisición de equipos informáticos, vehículos, maquinaria, inmuebles… Gracias a esta fórmula de financiación a largo plazo, las compañías pueden adaptarse con mayor flexibilidad a un entorno cada vez más dinámico.

En la práctica, el leasing se articula mediante un contrato de alquiler. La entidad compra los bienes que necesite la empresa y se los alquila a ésta mediante cómodas cuotas. Al finalizar el contrato de arrendamiento, la compañía tiene la posibilidad de adquirir los bienes. Esto permite a las empresas gozar de mayor estabilidad financiera y poder aprovechar cualquier oportunidad de crecimiento que se les presente.

Imaginemos que necesitas renovar los ordenadores de tu empresa y adquirir un nuevo software. Si recurres al leasing, podrás financiar la inversión al 100%, y utilizar el bien a cambio de pagar unas cuotas mensuales a la entidad financiera, una estrategia que ayudará a tu empresa a no tener que hacer un gran desembolso inicial. Además, es una fórmula que, entre otras ventajas, cuenta con atractivos beneficios fiscales.

 

Cuáles son los beneficios del leasing para empresas

Todas las entidades del Grupo Caja Rural ofrecemos a nuestros clientes esta herramienta de financiación. Las principales ventajas de las que disfrutan son:

  • Liquidez disponible. El leasing permite a las empresas realizar pequeños pagos mensuales por el equipo arrendado. Esto evita tener que desembolsar de golpe todo el coste, manteniendo así la liquidez para otros gastos o previsiones.
  • Total libertad. Es el cliente quien decide qué bien adquirir y a qué proveedor.
  • Se puede financiar hasta el 100% del importe de la inversión sin impuestos a medio y largo plazo. Hay que tener en cuenta que el leasing se constituye por la cantidad total de la factura, excluyendo el IVA o IGIC.
  • Financiación del IVA en el momento de la compra. Lo asume la entidad y la empresa lo paga a través de las cuotas.
  • Eliminar la obsolescencia. Esto cobra especial relevancia en los tiempos que corren, en los que los avances tecnológicos evolucionan a un ritmo vertiginoso. Gracias al leasing, la empresa puede disponer de la última tecnología y financiarla a la vez que se amortiza el bien.
  • Reduce el coste financiero-fiscal de la operación. Permite la amortización acelerada del bien hasta el doble de la amortización fiscal. Y hasta el triple en el caso de pymes con volumen de negocio inferior a 5 millones de euros.
  • Ventajas fiscales:
    • Las beneficios extraordinarios (plusvalías) reinvertidos en operaciones de leasing, pueden diferirse en el plazo de la operación.
    • La carga financiera satisfecha es gasto fiscalmente deducible, sujeto a los límites en algún caso.
    • Deducción del 10% de las inversiones en activos fijos nuevos destinados a la protección del medio ambiente, a la lucha contra la contaminación o a la reducción, recuperación o tratamiento de residuos industriales. Estas deducciones aumentan hasta un 15% en el País Vasco y Navarra.
    • La amortización acelerada de los bienes, se permite hasta el triple del coeficiente de amortización legalmente establecido, para aquellas empresas con un volumen de negocio inferior a 5 millones de euros, y el doble para el resto.
    • En operaciones de leasing inmobiliario no es deducible como gasto la parte de las cuotas correspondiente a la recuperación del coste del terreno, que al menos según ley, alcanza hasta el 15% de la cuota total.
    • Las cuotas de leasing están sujetas a IVA, al tipo general del 16%, siendo dicho impuesto deducible por el arrendatario como IVA soportado.
    • Las entregas iniciales son deducibles, repartiendo su importe a lo largo de la vida del contrato de arrendamiento y respetando el límite antes mencionado del doble o el triple de la amortización fiscal.
  • A través de esta fórmula se ofrece al cliente la doble opción, de adquirir la propiedad por el valor residual del bien o devolver el equipo y en el caso del leasing operativo, una tercera opción, como es la de renovar la operación de leasing.

Leasing de las entidades de Grupo Caja Rural disponbile para empresas 

Como ves, el leasing para empresas es una fórmula de financiación con grandes beneficios. Si tienes una empresa y eres cliente de cualquier entidad del Grupo Caja Rural, puedes beneficiarte de un servicio de asesoramiento personalizado y acompañamiento por parte de los profesionales de las entidades para impulsar la evolución, transformación y desarrollo de tu negocio.

Si te interesa obtener más información, puedes completar el siguiente formulario o, en caso de que no aparezca tu entidade de Grupo Caja Rural en el listado, tienes la posibilidad de buscar su página web en los miembros de grupocajarural.com.