Todo lo que debes saber sobre el seguro de impago

Durante la duración de un contrato de préstamo pueden producirse situaciones que dificulten hacer frente al pago de las cuotas establecidas.
Educación Financiera25 abril, 202351712 min
Blog Ruralvía » Educación Financiera » Seguro de crédito

 

¿Qué es el seguro de crédito y cómo funciona?

El seguro de crédito es una herramienta que permite a las empresas minimizar el riesgo de impago por parte de sus clientes. Funciona de la siguiente manera: la empresa aseguradora evalúa la solvencia de los clientes de la empresa asegurada y determina un límite de crédito para cada uno de ellos. Si uno de los clientes incumple el pago de una factura, la aseguradora se hace cargo del importe asegurado, siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas en la póliza. De esta manera, el seguro de crédito ayuda a proteger el flujo de caja y la rentabilidad de las empresas, además de facilitar el acceso a financiación y mejorar la gestión de riesgos comerciales.

Diferencias entre el seguro de crédito y caución

El seguro de crédito y la caución son dos herramientas que tienen como objetivo minimizar el riesgo de impago por parte de los clientes de una empresa. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes entre ambos.

Por un lado, el seguro de crédito cubre el riesgo de impago de todas las operaciones comerciales que una empresa realice con sus clientes, mientras que la caución se utiliza para garantizar el cumplimiento de un contrato específico. Es decir, el seguro de crédito cubre el riesgo de impago en general, mientras que el seguro de caución se utiliza para garantizar el cumplimiento de una obligación contractual concreta.

Otra diferencia importante es que el seguro de crédito implica una evaluación previa de la solvencia de los clientes por parte de la compañía aseguradora, mientras que la caución no requiere necesariamente de esta evaluación previa.

Características de los seguros de crédito: Garantías y coberturas

Los seguros de crédito son una herramienta clave para minimizar el riesgo de impago por parte de los clientes a una empresa. Entre las características más importantes de los seguros de crédito se encuentran las garantías y coberturas que ofrecen.

Las garantías del seguro de crédito pueden variar según el contrato y la compañía aseguradora. Aunque muchas pólizas cubren hasta el 100% del importe de las facturas impagadas, es importante tener claro que la cifra puede variar y ser menor, habitualmente desde el 85% al 95%, dependiendo del producto que se seleccione y de las condiciones acordadas en el contrato.

En cuanto a las coberturas, el seguro de crédito puede cubrir diferentes riesgos, como el riesgo comercial, el riesgo político o el riesgo de impago de facturas atrasadas. La cobertura de riesgo comercial cubre el impago de facturas comerciales debido a la insolvencia del cliente o a otros motivos comerciales, mientras que la cobertura de riesgo político cubre el impago de facturas debido a motivos políticos, como el embargo de un país. Por último, la cobertura de facturas atrasadas cubre el impago de facturas que ya han vencido.

Es importante destacar que la cobertura y las garantías del seguro de crédito pueden variar según la aseguradora y el tipo de seguro de crédito contratado. Por lo tanto, es necesario revisar cuidadosamente las condiciones de la póliza antes de contratar un seguro de crédito para asegurarse de que se cubran los riesgos específicos de la empresa.

Para garantizar una mayor seguridad financiera y una mejor gestión de riesgos, desde las entidades del Grupo Caja Rural se puede adelantar una cantidad económica determinada para ayudarte a evitar las consecuencias financieras del impago a tu empresa, si las gestiones de recobro no diesen sus frutos o tardasen en hacerlo.

Ventajas de contratar seguros de impago

La contratación de un seguro de impago ofrece una serie de ventajas significativas para las empresas que buscan minimizar el riesgo de impago y proteger su flujo de caja. Entre las principales ventajas de contratar seguros de impago, se encuentran:

  • Mayor seguridad financiera. Con este seguro, se llevarán a cabo todas las gestiones necesarias para recuperar la deuda de manera amistosa o, en última instancia, mediante acciones legales.
  • Gestión de riesgos mejorada. Estos seguros permiten a las empresas gestionar mejor los riesgos de impago, ya que proporcionan información actualizada y evaluación de riesgos sobre los clientes potenciales. Esto puede ayudar a la empresa a tomar decisiones más informadas sobre la concesión de crédito y evitar clientes de alto riesgo.
  • Mejora de la relación con los clientes. Al contratar este tipo de seguro, la empresa puede comunicar a sus clientes que está protegida ante impagos y que puede ofrecerles plazos de pago más flexibles. Esto puede mejorar la relación con los clientes y ayudar a la empresa a fidelizarlos.
  • Ampliación de los mercados. Al contar con un seguro de impago, la empresa puede ampliar su base de clientes y operar en mercados internacionales de mayor riesgo. Esto puede ayudar a la empresa a diversificar su cartera de clientes y aumentar sus oportunidades de negocio.
  • Ahorro de costes. Los seguros de impago pueden ayudar a la empresa a ahorrar costes en la gestión de cobros y recuperación de deudas, ya que las aseguradoras suelen encargarse de estas tareas.

Cómo escoger el mejor seguro para cada tipo de situación

Para elegir el seguro que mejor se adapta a ti, es necesario analizar las necesidades de protección frente a los riesgos a los que está expuesta tu empresa. Una vez identificados los riesgos, se deben comparar las diferentes opciones de seguros disponibles, teniendo en cuenta las coberturas, exclusiones y límites de cada póliza. También es importante considerar la solvencia y reputación de la compañía aseguradora, así como el precio de la prima y las condiciones de pago. Finalmente, es recomendable contar con el asesoramiento de un experto en seguros para elegir la opción que mejor se adapte a las necesidades y presupuesto de la empresa.

Las entidades de Grupo Caja Rural ofrecen, entre otros, el seguro Multirriesgo del Hogar. Un seguro totalmente hecho a medida para ti. Es decir, puedes personalizar como quieras las garantías de tu póliza y conformar así un seguro a tu medida. Para más información,  .

 

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}