Consejos prácticos para minimizar el desperdicio de alimentos y aprovechar al máximo los ingredientes en tu menú navideño

Reduce el desperdicio de alimentos en navidad. Cada pequeña acción cuenta para ser sostenibles y conscientes.
Sostenibilidad19 diciembre, 20234126 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Reducir desperdicio de alimentos en Navidad

 

La navidad está llena de momentos de magia, pero también es una época en la que se generan grandes cantidades de desperdicio de alimentos. Según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), solo durante la navidad se desperdician alrededor de 2 millones de pavos, lo que equivale a aproximadamente 10 millones de comidas.

reducir desperdicio de alimentos en navidad

 

Este despilfarro de alimentos no solo tiene un impacto negativo en el medio ambiente, sino que también implica una pérdida económica considerable para los hogares. Afortunadamente, existen diversas estrategias y consejos que pueden ayudarnos a reducir esta problemática y aprovechar al máximo los ingredientes durante las festividades. ¡Toma nota!

  • Planificar tus comidas es clave para evitar el desperdicio de alimentos. Antes de ir de compras, haz una lista de los ingredientes que realmente necesitas y calcula las cantidades necesarias. Evita comprar en exceso y asegúrate de utilizar todo lo que compres.
  • No olvides utilizar las sobras de otras comidas. Muchas veces quedan pequeñas cantidades de ingredientes que parecen inservibles, pero pueden ser utilizados en nuevas recetas. Por ejemplo, puedes hacer una frittata con los restos de verduras, o utilizar el pollo asado para hacer un sándwich.
  • Cocina las cantidades adecuadas y si quedan sobras, guárdalas en recipientes bien cerrados en la nevera para consumirlas en los días siguientes.
  • Utiliza la técnica de «primero en entrar, primero en salir», es decir, coloca los alimentos nuevos en la parte trasera y los más antiguos en la parte delantera. Esto te ayudará a consumir los alimentos antes de que se echen a perder.
  • No desperdicies partes no convencionales de los alimentos. Por ejemplo, las pieles de las verduras pueden ser utilizadas para hacer caldo o sopa. Investiga recetas que utilicen estas partes y aprovecha al máximo tus ingredientes.
  • Congela los alimentos antes de que se estropeen. Si tienes demasiada comida y no puedes consumirla a tiempo, congélala. De esta manera, podrás utilizarla en el futuro y evitar su desperdicio.
  • Comparte con otros si tienes más comida de la que puedes consumir. Esto no solo te ayudará a reducir el desperdicio, sino que también podrás ayudar a personas que lo necesitan.

Recuerda que la lucha contra el desperdicio alimentario no solo es buena para el medio ambiente, sino que también puede ayudarte a ahorrar dinero y ser más consciente en tus hábitos de consumo. Y es que, cada pequeño gesto que hagamos puede tener un impacto importante. Así que, al celebrar las fiestas, seamos conscientes y sostenibles en nuestras acciones para disfrutar de unas celebraciones más responsables y en armonía con el planeta. ¡Con un poco de planificación y organización, podemos hacer una diferencia significativa!