Envases biodegradables de comida para llevar. Una alimentación más sana y sostenible

os envases biodegradables ofrecen una alternativa más sostenible para el envasado de alimentos, lo que a su vez fomenta una alimentación más saludable.
Sostenibilidad24 mayo, 202313629 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Envases de comida para llevar

 

El futuro de los envases de comida para llevar se encuentra dentro de la ecología y la sostenibilidad. Estos envases están creados con materiales biodegradables, compostables y reciclables, lo que contribuye a minimizar el impacto ambiental y a fomentar el reciclaje y su importancia dentro de la sociedad. Cada vez son más las empresas que se suman a este movimiento y apuestan por una gestión responsable de los recursos en su negocio con el fin de reducir el impacto en el medio. ¡Te lo contamos!

El futuro de los envases de comida para llevar

El futuro de los envases de comida para llevar se encuentra en la innovación y la tecnología, permiten crear envases eco-friendly y de calidad, que satisfacen las necesidades del consumidor actual y del medio ambiente. Por tanto, apostar por la sostenibilidad es ya una necesidad y una oportunidad para crecer en el mercado de la alimentación y mejorar la calidad de vida de todos.

Además de ser respetuosos con el planeta, los envases para llevar son también una buena forma de ofrecer un valor añadido al cliente, que se preocupa también, y cada vez más, por llevar una dieta sana y equilibrada. Y es que, los envases ecológicos permiten mantener el sabor y la frescura de los alimentos durante más tiempo sin necesidad de aditivos químicos.

Entre las tendencias más destacadas se encuentran los envases barrera, que son biodegradables y ayudan a alargar la vida útil de los productos, reduciendo el desperdicio alimentario. También existen envases fabricados a partir de materiales renovables, como el bambú, que ofrecen un buen diseño y un alto nivel de resistencia.

No obstante, es importante tener en cuenta que no todos los envases que se venden como ecológicos o sostenibles lo son realmente, por lo que hay que estar alerta al fenómeno del greenwashing (¿qué es el greenwashing?).

Reducir los desperdicios alargando la vida de los alimentos con materiales sostenibles

En la actualidad, existe una creciente conciencia sobre la importancia de reducir los desperdicios de alimentos, y una de las formas de lograrlo es alargando su vida útil.

Por esta razón, son cada vez más las empresas las que se unen a la tendencia de utilizar materiales sostenibles y biodegradables para el envasado de alimentos. Estos materiales permiten no solo reducir el impacto ambiental, sino también alargar la vida útil de la comida.

Los envases ecológicos para alimentos son elaborados a partir de materiales biodegradables y compostables que garantizan su protección y conservación adecuada. Además, gracias a ellos, es posible reducir los residuos de alimentos y envases que generamos.

En concreto, destacamos los envases barrera biodegradables, antes mencionados, que, según los expertos, son ideales para alargar la vida útil de alimentos frescos de consumo rápido como la carne. Estos envases están diseñados para proteger el alimento y reducir su deterioro, evitando la oxidación gracias a su material de barrera.

¿Qué características tienen los envases ecológicos?

Los envases ecológicos suelen ser resistentes y aptos para contener diversos tipos de alimentos, incluyendo líquidos o alimentos grasos. También pueden presentar propiedades específicas para la conservación de los alimentos protegiéndolos de la oxidación y aumentando así su vida útil.

Otra de las ventajas de los envases ecológicos es que pueden ser reciclados para su posterior uso, lo que redunda en una disminución en la cantidad de residuos que se generan. Asimismo, estos envases son una forma de mostrar el compromiso de la empresa con el medio ambiente y ofrecer un valor añadido a los clientes que buscan productos sostenibles y responsables.

¿De qué están hechos los envases biodegradables?

Los envases ecológicos cuentan con diversas características que los convierten en una alternativa sostenible y amigable con el medio ambiente. Como ya hemos mencionado, suelen estar elaborados con materiales biodegradables y compostables. Es decir, materiales que se descomponen en el medio ambiente y no generan residuos contaminantes. Los más comunes son el papel, el cartón, la caña de azúcar, el almidón de maíz, las fibras de celulosa, el bambú y otros materiales naturales que se descomponen de manera rápida y eficiente.

Además, existen nuevos materiales innovadores en el mercado como el polímero PLA (ácido poliláctico), un material biodegradable derivado del maíz y los residuos de la industria alimentaria, que es una alternativa a los plásticos convencionales.

Grupo Caja Rural apuesta por la sostenibilidad

Las entidades de Grupo Caja Rural han demostrado a lo largo de los años su compromiso con la sostenibilidad, trabajando para proteger el medio ambiente y fomentando el desarrollo de las soluciones más eficientes y sostenibles; inclusive en su propio funcionamiento, implementando medidas de gestión ambiental y fomentando una cultura de responsabilidad social corporativa.