Financiación: el descuento comercial y el anticipo de créditos comerciales

El descuento comercial permite obtener liquidez cediendo el derecho de cobro de facturas a una entidad financiera. Existen diferentes tipos y cálculos a evaluar.
Empresas15 mayo, 2023135713 min

Blog Ruralvía » Empresas » Descuento comercial y tipos
 
Seguramente hayas escuchado hablar en alguna ocasión del descuento comercial. Su funcionamiento resulta relativamente sencillo: la empresa cede el derecho de cobro de una o varias facturas a una entidad financiera, que se encarga de adelantarle el dinero correspondiente a su valor nominal. A cambio, la entidad financiera en cuestión cobrará una comisión por hacerse cargo del riesgo de impago, que dependerá del plazo previsto para el cobro de la factura y del nivel de solvencia del deudor. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el descuento comercial, además del anticipo de créditos. ¡Sigue leyendo para enterarte!

¿Qué es el descuento comercial?

El descuento comercial es una estrategia financiera muy común en el mundo empresarial. Se trata de una herramienta de financiación que permite a las empresas obtener liquidez inmediata a cambio de ceder el derecho de cobro de facturas futuras a una entidad financiera. De esta manera, la empresa puede anticipar el cobro de esas facturas y disponer de la liquidez necesaria para, por ejemplo, llevar a cabo nuevos proyectos o pagar a sus proveedores.

Cabe destacar que, el descuento comercial también puede ser útil para empresas que se dedican a exportaciones e importaciones, ya que les permite tener acceso a financiamiento mientras esperan el cobro de las facturas de sus clientes extranjeros.

⮞ Diferencia con el factoring

A veces los conceptos de descuento comercial y factoring resultan confusos, por ello es importante tener en cuenta que presentan algunas diferencias clave. Así que, si necesitas financiación para tu negocio y deseas asegurarte de obtener liquidez a corto plazo, es fundamental que evalúes bien ambas opciones y elijas la que mejor se adapte a tus necesidades específicas.

  • Alcance del servicio. En el descuento comercial, la entidad financiera adelanta el pago correspondiente de una cantidad máxima determinada, mientras que, en el factoring, la entidad financiera se podrá encargar de la gestión de todas las facturas de la empresa.
  • Riesgo asumido por la entidad financiera. En el descuento comercial, la empresa asume el riesgo de impago por parte de sus clientes, mientras que, en el factoring, es la entidad financiera la que se encarga de asumir ese posible riesgo.
  • Gestión de las facturas. En el descuento comercial, la empresa mantiene el control sobre la gestión de sus facturas y la relación con sus clientes. En el factoring, la entidad financiera se encarga de la gestión de las facturas y de las relaciones con los clientes.

Financiar el circulante de una empresa con el anticipo de créditos comerciales

Financiar el circulante de una empresa puede ser un reto que muchas veces se convierte en una necesidad para mantener su operatividad. En este sentido, una alternativa de financiación que ha ganado terreno en los últimos tiempos es el anticipo de créditos comerciales.

Este mecanismo de financiamiento consiste en que la empresa vende sus facturas pendientes de cobro a una entidad financiera a un precio menor al de su valor nominal. Esto permite obtener un adelanto del monto que se espera cobrar por las ventas a crédito, lo que puede mejorar la liquidez inmediata de la empresa.

Entre las ventajas del anticipo de créditos comerciales se encuentran la rapidez en la obtención de financiación, ya que se evita tener que esperar el cobro de facturas que pueden tardar semanas o incluso meses en materializarse. Además, se reduce el riesgo de impago por parte de los clientes, ya que la entidad financiera se encargaría de la gestión de cobro y de evaluar la solvencia de los deudores. Los pagarés no requieren la intervención de un fedatario mercantil, lo que supone una reducción de tus gastos.

Es importante tener en cuenta que este tipo de financiamiento tiene un coste asociado, que varía según la entidad financiera y el riesgo de impago de las facturas. Por ello, otra posible alternativa a tener en cuenta sería la de las finanzas descentralizadas (DeFi), que están revolucionando la forma en que las empresas obtienen financiamiento. Sea como sea, es recomendable evaluar las diferentes opciones disponibles y sus condiciones antes de tomar una decisión.

Tipos de descuento comercial

Hay diferentes tipos de descuento comercial que se pueden adaptar a diferentes necesidades y situaciones empresariales. En cuanto al nivel de operaciones:

  • La línea de descuento. Adecuada si se utiliza frecuentemente este medio de financiamiento y se establece un volumen máximo de operaciones para un período de tiempo específico.
  • El descuento ocasional. Se negocia individualmente para necesidades puntuales de financiamiento.

Por otro lado, en cuanto al modo de aplicar el coste del descuento, se encuentran:

  • El descuento ordinario. Se calcula según la tasa de interés y el tiempo que falta hasta la fecha de vencimiento de los títulos.
  • El descuento forfait. Se basa en un porcentaje fijo del importe solicitado, independientemente del tiempo restante para el vencimiento.

Fórmula para calcular el descuento comercial

El descuento comercial se calcula a partir del valor nominal de la deuda, el plazo de vencimiento y la tasa de interés aplicada por la entidad financiera. Para calcularlo, se podría aplicar la siguiente fórmula:

Descuento = Valor nominal x Tasa de interés x Tiempo

Donde el Tiempo se expresa en días y se divide entre 365. El resultado obtenido indica la cantidad de dinero que la entidad financiera descontará de la deuda que se va a pagar en un futuro, y ese será el monto que se recibirá en el presente. Es importante tener en cuenta que el descuento comercial es un coste financiero para la empresa, por lo que es necesario evaluar si es conveniente o no aplicarlo en cada caso.

Consigue financiación para tu empresa a corto plazo con Grupo Caja Rural

En el ámbito empresarial es común que haya muchas actividades relacionadas con las gestiones de dinero que pueden ser complicadas de llevar si no se cuenta con la planificación apropiada y con herramientas útiles. Mis finanzas, de la banca digital de Grupo Caja Rural, es un servicio que te puede ayudar a manejar y planificar los ingresos, los pagos y las transferencias de manera efectiva, facilitando la gestión financiera en tu empresa.

Y, si necesitas financiación para tu empresa, recuerda que el descuento comercial y el factoring pueden ser excelentes herramientas para obtener liquidez, permitiendo que tu negocio opere sin interrupciones. Además, estos métodos son flexibles y personalizables, adaptándose a las necesidades específicas de tu empresa.

Para saber más, infórmate en tu entidad de Grupo Caja Rural más cercana. Encontrarán la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Artículos Relacionados