Reduce tu contaminación digital con estos consejos

Aprende a reducir tu contaminación digital utilizando dispositivos más eficientes, reciclando electrónicos y minimizando la sobrecarga de datos.
Sostenibilidad1 agosto, 2023103810 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Contaminación digital

 

La digitalización de la sociedad ha supuesto en la última década un conjunto de transformaciones económicas que han contribuido a modificar las dinámicas de trabajo, comunicación y ocio, pero al mismo tiempo se ha experimentado un incremento en la contaminación digital. Según datos facilitados por la consultora Gartner, actualmente, existen 6.500 millones de dispositivos que intercambian información de forma simultánea en Internet y se estima que, de cara al 2025, estos se multipliquen hasta alcanzar los 20.000 millones.

Sin embargo, aunque la revolución digital supone una reducción de la huella de carbono en muchos aspectos, la necesidad de utilizar dispositivos electrónicos para estar conectados diariamente también tiene un impacto y deja una huella medioambiental.

 

¿Qué es la contaminación digital y cuál es su impacto en el medio ambiente?

La contaminación digital se define como la presencia de emisiones nocivas en la atmósfera originadas como consecuencia del empleo, el consumo o la explotación de recursos digitales como ordenadores, centros de datos o redes de acceso.

Según la web Carbon Calculator, hoy por hoy, el consumo de internet en todo el mundo supera al consumo eléctrico que empresas y ciudadanos llevan a cabo en un país como Reino Unido que cuenta un total de 69 millones de habitantes.

Como consecuencia, la huella ambiental y, por ende, la de carbono también aumenta. Conectarse a internet o utilizar un dispositivo digital requiere de energía eléctrica, la cual está directamente relacionada con la quema de combustibles fósiles como el carbón o el gas natural.

Por otro lado, de forma paralela al consumo, la propia adquisición de dispositivos electrónicos implica un incremento de nuestra huella ambiental. Para fabricar smartphones, ordenadores, tablets u otros dispositivos de hardware es necesario explotar recursos no renovables que contribuyen a incrementar también el efecto invernadero.

 

Consejos para reducir la huella ambiental generada por la tecnología

Concienciarse de la importancia que hay detrás de la contaminación digital es el primer paso para trabajar en las consecuencias ambientales que esta deja en el entorno. Estos son algunos de los consejos que contribuyen a minimizar la huella ambiental.

 

Utiliza dispositivos más eficientes y sostenibles

Comprar dispositivos electrónicos reacondicionados es una de las tendencias de consumo más sostenibles que se han puesto más de moda en los últimos años. Elegir un smartphone reacondicionado no solo se considera una tipología de reciclaje más, sino que contribuye a emitir menos emisiones de carbono ya que no es necesario fabricar un nuevo terminal.

Decantarse por distribuidoras eléctricas que utilicen fuentes de energía renovables es otra alternativa a considerar para reducir la huella ambiental.

 

Recicla electrónicos de manera responsable

Junto al incentivo de comprar dispositivos reacondicionados, el compromiso medioambiental de la sociedad impulsa cada vez más el reciclaje de ordenadores, móviles, monitores o televisores entre otros.

Conociendo los circuitos de reciclado correctos es posible otorgar una nueva vida útil a estos aparatos. En esta línea, Ecoembes ofrece varias alternativas como depositar este tipo de aparataje electrónico en cualquiera de los puntos limpios que se distribuyen a lo largo de la geografía española.

Igualmente, existe la opción de llevar estos dispositivos al departamento de reciclado de las grandes marcas tecnológicas. Al igual que sucede con las firmas de moda, cada vez es más habitual que productores y distribuidores tecnológicos inviten a sus clientes a llevar su antiguo ordenador, televisor o teléfono móvil. De esta forma, pueden aprovechar algunos de los materiales para incorporarlos en otro tipo de procesos y, así, fomentar la economía circular al darles una segunda vida.

 

Minimiza la sobrecarga de datos y optimiza el uso de internet

A la hora de navegar por la web es posible elegir servicios o crear nuevas rutinas más sostenibles y eficientes en términos energéticos. Pautas como controlar el consumo de contenido en streaming suponen una primera toma de conciencia. La retransmisión de vídeo en directo es una de las actividades que más sobrecarga de datos y, por ende, más energía consumen actualmente en internet.

Asimismo, utilizar servicios en la nube, apostar por buscadores sostenibles o implementar los bloqueadores de anuncios en el navegador resulta muy útil para reducir la cantidad de energía que se utiliza y mejorar la seguridad de tus datos en internet.

 

Grupo Caja Rural por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente

Las entidades de Grupo Caja Rural están comprometidas con la sostenibilidad y la importancia de salvaguardar el medioambiente. Como muestra de ello, a lo largo de estos años se han puesto en marcha una serie de iniciativas que fomentan la sostenibilidad en materia empresarial.

Igualmente, a la hora de diseñar nuevos productos y servicios financieros, Grupo Caja Rural tiene presente en todo momento el contexto de crisis climática global. En esta línea, destacan acciones como la colaboración con entidades relacionadas con el desarrollo rural, el medioambiente o el impulso de proyectos que promueven una economía local, basada en el consumo de productos de kilómetro cero.