fbpx
 

ActualidadConsecuencias de un Brexit duro para las empresas españolas

A escasos quince días para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la posibilidad de un Brexit duro va cobrando fuerza. Analizamos las consecuencias
14 octubre, 2019707 min

A escasos 15 días para que Reino Unido rompa lazos con la Unión Europea, la posibilidad de una salida sin acuerdo va cobrando fuerza. Las consecuencias de un Brexit duro para España no se harían esperar. Además, y aunque no esté directamente relacionado sí que afecta a España, la quiebra del touroperador Thomas Cook ha dejado en el aire la llegada de siete millones de turistas al año a nuestro país.

 

La decisión del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento británico durante semanas, aunque fue declarado ilegal por el Tribunal Supremo, ya complicó las negociaciones. Las alarmas se dispararon por el impacto que tendría para los países de la Unión Europea, incluido España, una salida ‘por las bravas’. En este sentido, Christopher Dottie, presidente de la Cámara de Comercio británica en España, ha asegurado que España sería, tras Irlanda, “el segundo país más afectado por una salida sin acuerdo”. La razón, una inversión británica anual de 3.000 millones quedaría en el aire. Y es que, Reino Unido es el primer inversor extranjero en nuestro país.

 

Impacto de un Brexit duro en la economía en España

Un Brexit sin acuerdo supondría la ruptura de los lazos comerciales entre Europa y Reino Unido. Un Brexit duro supondría la aparición de nuevos aranceles con sus consecuencias directas en importaciones y exportaciones; incertidumbre en la situación legal de trabajadores europeos en Inglaterra y viceversa; también de los residentes y, por supuesto, afectaría a sectores como el turismo, al empleo y al PIB.

 

En cuanto a la pérdida de puestos de trabajo, un estudio reciente de la Universidad Católica de Leuven cifra en 70.410 los empleos que desaparecerían, tan sólo en España, con una salida sin acuerdo, frente a los 15.840 empleos menos con un Brexit ‘blando’. Y no somos el país más perjudicado. Reino Unido perdería 526.830 puestos de trabajo; Alemania, 291.930 empleos; Francia, 141.320; e Italia, 139.140.

 

Por su parte, el Banco de España ya vaticinó, en marzo de este año, el impacto que un Brexit duro tendría en nuestra economía. La falta de acuerdo provocaría una caída de 0,8 puntos porcentuales del PIB, durante los próximos cinco años. El coste económico para España rondaría los 10.000 millones de euros.

 

Como hemos mencionado, las exportaciones e importaciones también se verían seriamente afectadas. El 4,06% de las importaciones españolas son bienes y servicios producidos en Reino Unido, lo que se traduce en más de 11.000 millones de euros. Las exportaciones al mercado británico tienen aún más peso, porque representan más del 7 por ciento de las ventas de España en el exterior. Según las estimaciones, la aparición de aranceles afectaría al 20 por ciento de las exportaciones de España a Reino Unido.

 

También está en el aire la situación de los españoles que residen en Reino Unido y la de los británicos que viven en nuestro país. Con acuerdo o sin él, la salida de la Unión Europea, va a implicar visados o pasaportes y otros cambios, que por muchos vaticinios, no es posible saber con certeza.

 

Turismo, otro de los grandes afectados

Los turistas británicos son los que más visitan nuestro país, alcanzando el 22 por ciento del total de extranjeros. Reino Unido es nuestro principal mercado emisor de turistas y, aunque el Brexit no ha llegado todavía a formalizarse, este sector ya se ha visto perjudicado.

 

Entre enero y junio, España ha recibido 120.000 turistas británicos menos, una caída del 1,4% con respecto al mismo periodo de 2018, según datos del INE. El varapalo es importante, teniendo en cuenta que, en 2018, el gasto de los turistas británicos alcanzó los 18.000 millones de euros.

 

Habrá que esperar a ver qué ocurre finalmente el próximo 31 de octubre.