Cómo alquilar la caja de seguridad de un banco

Las películas de grandes atracos nos han confirmado la existencia de cajas fuertes dentro de los bancos. Sin embargo, pocas personas se lo plantean como una opción real. En este post hablaremos de las cajas de seguridad, la posibilidad de alquilar una en determinadas situaciones y responderemos a algunas dudas frecuentes cómo: qué sucede en caso de robo o qué tipo de objetos suelen guardarse en la caja fuerte de un banco.
Empresas13 marzo, 2023150910 min
Blog Ruralvía » Empresas » Cajas de seguridad

 

Las películas de grandes atracos nos han confirmado la existencia de cajas fuertes dentro de los bancos. Sin embargo, pocas personas se lo plantean como una opción real. En este post hablaremos de las cajas de seguridad, la posibilidad de alquilar una en determinadas situaciones y responderemos a algunas dudas frecuentes cómo: qué sucede en caso de robo o qué tipo de objetos suelen guardarse en la caja fuerte de un banco.

¿Para qué sirven las cajas de seguridad del banco?

El misterio que rodea a las cajas de seguridad de los bancos viene, sobre todo, sembrado por Hollywood y sus películas con grandes atracos. Sin embargo, las cajas de seguridad no solo ofrecen la posibilidad de guardar grandes sumas de dinero en metálico, sino también otro tipo de bienes como documentación, joyas u obras de arte. Sea como sea, será el propietario el que decida qué depositar en su interior y no tiene la obligación de declararlo ante la entidad financiera.

Con la rentabilidad que, en ocasiones, ofrecen algunos productos de ahorro, determinados clientes pueden llegar a pensar cuál es la mejor alternativa para su dinero. Por ejemplo, si has resultado ganador del sorteo de la lotería nacional de Navidad y ya has cobrado tu premio, guardarlo en una caja de seguridad del banco es una buena opción.

La confidencialidad que rodea a las cajas fuertes de las entidades bancarias es una de las características más peculiares de este servicio ya que, como hemos mencionado, la entidad tiene total desconocimiento de lo que hay en su interior, al menos que queramos contratar un seguro específico. Por este motivo, es el titular de la caja de seguridad el que responde sobre los objetos allí depositados. No obstante, debemos conocer que la caja fuerte puede ser abierta por una orden judicial o si Hacienda lo considera oportuno.

Qué podemos guardar y cómo se hace

Debido al hermetismo que envuelve a las cajas de seguridad, este servicio está reservado en la mayoría de los bancos a un número muy limitado de clientes. Uno de los requerimientos indispensables para solicitarlo es contar con una cuenta corriente en el banco en cuestión. Es muy importante no solo tener solvencia en la cuenta, sino que la entidad bancaria conozca a la perfección el perfil del cliente y que este tenga, lógicamente, su confianza total. Dicho protocolo es necesario precisamente debido a que la confidencialidad que envuelve el servicio puede atraer a un perfil no deseable de cliente:  que utilice la caja de seguridad para guardar joyas u obras de arte robadas, para blanquear dinero, etcétera.

¿Cuánto cuesta alquilar una caja de seguridad en un banco?

Se trata de una las curiosidades que, sin duda, causan más intriga entre los clientes interesados. Sin embargo, no hay un coste fijo establecido si no que depende de ciertas variables. Además, cada entidad aplica su propio tarifario. De todas formas, el coste de las cajas de seguridad del banco se mide siempre en decímetros cúbicos. Las dimensiones más comunes son las siguientes:

  • 11×29×46 centímetros cúbicos
  • 16×29×46 centímetros cúbicos
  • 22×29×46 centímetros cúbicos
  • 33×29×46 centímetros cúbicos

Para hacernos una idea del valor real de estos espacios debemos saber que, aproximadamente, el precio del decímetro cúbico es de media superior a los 20 euros. El coste total anual al que nos podríamos enfrentar iría, aproximadamente, desde los 100 euros anuales. Además, hay que tener en cuenta que a esta cuantía hay que sumarle las comisiones a las que está sujeto este servicio y que varían en función de la entidad financiera.

Qué pasa si pierdo la llave de la caja fuerte

Exclusivamente será el propietario de la caja fuerte quien pueda acceder a su caja de seguridad, pero ¿qué ocurre si se pierde esta llave? Lo primero que se debe hacer es informar de inmediato a la sucursal. Esta tiene políticas y procedimientos específicas en caso de extravío de la llave de la caja fuerte. Algunas de estas posibles opciones para garantizar la seguridad de su contenido son:

  • Reemplazo de llave: Si es posible el banco puede proporcionar una llave de reemplazo. En algunos casos, se deberá de pagar una tarifa por la emisión de una nueva llave o por la visita de un cerrajero.
  • Cambio de cerradura: Si no es posible obtener una llave de reemplazo o si la seguridad del banco se ve comprometida, el banco puede cambiar la cerradura de la caja fuerte. Esto garantiza que nadie más tenga acceso a la caja fuerte.
  • Acceso forzado: En casos extremos, si no se puede obtener una llave de reemplazo o cambiar la cerradura, el banco puede tener que forzar la caja fuerte para obtener acceso a su contenido.

Bancos que ofrecen cajas de seguridad

No todas las sucursales disponen de este servicio, aunque sí la gran mayoría. De todas formas, es muy común que existan listas de espera debido al número limitado de cajas ofertadas.

Las condiciones y tarifas pueden variar según la entidad y la ubicación de la sucursal. Para obtener información más precisa sobre los servicios de alquiler de cajas de seguridad, lo mejor es contactar directamente con la entidad local o sucursal más cercana para conocer los detalles de los servicios disponibles, los precios y todas las condiciones.

Artículos Relacionados