El éxito de las «abuelas» suizas: Primera condena estatal por inacción climática

El cambio climático es una realidad que afecta a todos, pero algunos grupos están tomando medidas más drásticas y efectivas para combatirlo.    Un caso reciente y notable es el de las “abuelas” suizas, quienes lograron un hito histórico en abril al ganar una sentencia en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que condena la inacción climática del Estado suizo.    Este veredicto no solo representa una victoria para este grupo de mujeres mayores,...
Tu día a día11 julio, 20242510 min

El cambio climático es una realidad que afecta a todos, pero algunos grupos están tomando medidas más drásticas y efectivas para combatirlo. 

 

Un caso reciente y notable es el de las “abuelas” suizas, quienes lograron un hito histórico en abril al ganar una sentencia en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que condena la inacción climática del Estado suizo

 

Este veredicto no solo representa una victoria para este grupo de mujeres mayores, sino que también establece un precedente importante en la lucha contra el cambio climático a nivel legal

 

¿Quiénes son las “abuelas” suizas?

 

El grupo, conocido como «Senior Women for Climate Protection» en español “Mujeres Mayores para la Protección del Clima”, está compuesto por más de 2.000 mujeres suizas de más de 65 años. 

 

Estas mujeres se unieron con el objetivo de presionar al gobierno suizo para que tome medidas más efectivas contra el cambio climático. Ellas argumentaron los efectos que el cambio climático tiene hacia su salud y bienestar.

 

El camino hacia Estrasburgo.

 

El viaje de las “abuelas” suizas hacia la justicia climática comenzó en 2016, cuando presentaron una demanda contra el gobierno suizo por no cumplir con sus obligaciones de protección del medio ambiente

 

El gobierno suizo no estaba llevando una acción efectiva para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y, todo ello, violaba sus derechos humanos.

 

Tras agotar las vías legales en Suiza sin éxito, el grupo llevó su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo. 

 

La base de su argumento se centraba en que la inacción climática del gobierno suizo representaba una amenaza a sus derechos protegidos bajo la Convención Europea de Derechos Humanos.

 

La sentencia histórica.

 

En abril de 2024, el TEDH emitió una sentencia histórica, dando la razón a las “abuelas” suizas. 

 

El tribunal determinó que la inacción del gobierno suizo en relación con el cambio climático violaba los derechos humanos de estas mujeres. 

 

Este veredicto es significativo por varias razones:

 

  1. Reconocimiento del impacto del cambio climático en los derechos humanos: El fallo del TEDH reconoce que el cambio climático no es solo una cuestión ambiental, sino también una cuestión de derechos humanos. Esto abre la puerta a más litigios climáticos basados en derechos humanos en el futuro.

 

  1. Responsabilidad estatal: La sentencia establece la responsabilidad de tomar medidas efectivas para proteger a los ciudadanos del impacto del cambio climático. Este principio podría influir en futuras demandas contra gobiernos que no cumplan con sus obligaciones climáticas.

 

  1. Empoderamiento de la sociedad civil: La victoria de las “abuelas” suizas demuestra que la sociedad civil, puede tener un impacto significativo en la lucha contra el cambio climático. Este caso podría inspirar a otros grupos a tomar acciones legales similares.

 

Consecuencias y significados.

 

El impacto de esta sentencia es amplio y multifacético.

 

En primer lugar, envía un mensaje claro a los gobiernos de todo el mundo sobre la importancia de cumplir con sus compromisos climáticos. 

 

La inacción no solo es inaceptable desde una perspectiva ambiental, sino también desde una perspectiva de derechos humanos.

 

En segundo lugar, este caso sirve como un catalizador para más litigios climáticos. Otros grupos afectados por el cambio climático ahora tienen un precedente legal fuerte para presentar sus propias demandas. 

 

Esto podría aumentar la presión sobre los gobiernos y las corporaciones para que adopten medidas más rápidas y efectivas contra el cambio climático.

 

Finalmente, la sentencia pone de relieve el papel crucial de los derechos humanos en la lucha contra el cambio climático. Al enmarcar el cambio climático como una cuestión de derechos humanos, se refuerza la idea de que la protección del medio ambiente es esencial para garantizar una vida digna y saludable para todos.

 

Es un recordatorio poderoso de que la acción colectiva puede conducir a cambios significativos. 

 

En el Grupo Caja Rural, nos sentimos inspirados por el compromiso y la determinación de las “abuelas” suizas.  Al igual que ellas, creemos en la importancia de proteger nuestro entorno y asegurar un futuro sostenible para las generaciones venideras. 

 

Como institución comprometida con la sostenibilidad, seguimos trabajando para apoyar iniciativas que promuevan un desarrollo respetuoso con el medio ambiente

 

Juntos, podemos marcar la diferencia y construir un mundo mejor para todos.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}